domingo, 13 de septiembre de 2009

miércoles, 9 de septiembre de 2009

ESCALERAS, Pics & Words by César.


Veo escaleras brillando
equipajes moviéndose hacia el norte de mi soledad...

Veo escaleras llevando mis ojos
cristales flotando en la nave de tu ausencia
espejismos de un amor hacia el cuarto menguante...

Veo escaleras brillando
o tal vez sólo sean luces
animándome a seguir...

miércoles, 26 de agosto de 2009

RUTAS TRANSPORTAN COLORES, Postales by César

Bueno amigos, aquí va la última entrega de postales del norte Argentino. Últimas por lo que queda del año, ya que espero volver pronto para seguir recorriendo esos caminos. Hice una selección bastante ecléctica, pero tiene sentido, ya que una de las características de la región es la gran variedad de paisajes, colores y texturas. Espero las disfruten.







domingo, 9 de agosto de 2009

DON´T LOSE FOCUS, By César & Sergio Marchi.

Generalmente no me involucro demasiado en los temas que ocupan la agenda mediática de la actualidad. Pero cuando los titulares involucran a un personaje que ha estado tan presente en mi historia, no puedo mantenerme al margen. Hablo de "el regreso" de Mr SNM. El pasado viernes se presentó en cadena de radios y TV, la nueva canción de Charly Garcia ("deberías saber porqué"), compuesta durante su internación en la famosa quinta de Palito Ortega.
Foto de Nito!

Comencé a escucharlo mas o menos a los 14 años, y fué el máximo ídolo de mi adolescencia, el que me abrió las puertas del rock y me marcó para siempre son su poesía y su música. Tuve la suerte de verlo en vivo muchas veces, algunos shows geniales, otros mas desparejos y uno horroroso, que de hecho no duró mas de 5 canciones y que marcó su última visita a la ciudad de Córdoba (por ahora...). He leído cantidad de entrevistas, he visto en otros tantos reportajes, he colgado posters en las paredes de mi habitación, y ni hablar del tiempo pasado escuchando sus discos y cantando sobre las melodías.
Hoy me encuentro con sensaciones encontradas, me pregunto si realmente esta bien, hasta que punto está eligiendo hacer lo que hace, hasta que punto el sr de la TV lo respeta tanto como dice respetarlo, o la sra de la radio esta tan preocupada por su salud tanto como dice estarlo, es dificil saberlo. Lo cierto es que está ahí, para esperanzarnos a los que lo queremos, para generar sospechas en los detractores, y para darle de comer a los chupasangres a los que de una manera u otra ha alimentado durante casi 40 años de carrera, tan genial como dolorosa.
Muchos hablan de su calidad musical, del bajo nivel de sus últimas composiciones, de las futuras giras, de los futuros desarreglos... Yo elijo seguir sintiendo por él la misma gratitud que he sentido siempre, tratando de alejarme lo más posible de cualquier intensión de juicio, y por sobre todas las cosas, seguir disfrutando de su obra, que es inmensamente mas poderosa que cualquier moral que se quiera imponer sobre ella.

Para compartir con ustedes, elejí un fragmente de libro "No Digas Nada", biografía escrita por Sergio Marchi, periodísta y amigo de Charly; espero les guste, SNM:

Fragmento del capítulo X: ADORO LA TELETRANSPORTACIÓN.

... Distintas personas me habian comentado la peculiar relación de Charly con los teléfonos. "No le gusta hablar por teléfono -me contó Nito Mestre-, pero porque es muy ansioso: quiere que las cosas sucedan y no esperar. Le gusta que lo llamen, más que llamar él. Para comunicarse, prefiere derivar y que otro haga el llamado. Es por su ansiedad". Totalmente verídico: algunas veces en su casa, me ha pedido -siempre por favor- que llamara a alguna persona de su parte: cuando la comunicación estaba establecida, recién ahí agarraba el tubo.
Un día, a la ocho de la mañana sonó el teléfono en mi casa.
- Hola, loco: le puse una demanda a Pity - me saludó Charly nervioso y con una voz que no vaticinaba tiempos de paz.
- ¿Qué? Traté de entender.
- Sí, le puse una demanda. Todo está muy caliente, loco. Todo mal.
- ¿Pero Pity no es tu productor? Charly, mañana tenés el primer show de La hija de la Lágrima -intenté tranquilizarlo.
No fue posible, me vestí y me fui a su casa. Allí me dí cuenta de que algo muy pesado sucedía. Charly me presentó a su abogado y me dijo que la demanda ya estaba en marcha. Al otro día comenzaba la primera de las diez funciones previstas para presentar el disco. Había mucha gente en su casa, pero nadie supo decirme, ni siquiera Charly, el porqué de tanto alboroto. Sé que era una cuestion de guita, de desconfianza hacia el productor que él mismo habia contratado para llevar adelante las presentaciones, pero aún hoy no entiendo qué la motivó.
Charly estaba al rojo vivo y hacía tiempo que no dormía. Nada podía calmarlo: gritaba, gesticulaba, zapateaba sobre el piso de madera de su departamento en el quinto piso en un malambo surrealista. Imposible razonar, sólo me quedaba mirar. Charly queria que yo estuviera alerta: "Don´t lose focus" (no pierdas foco) me repetía una y otra vez. Hablaba por teléfono, conectaba cables, iba y venía por el departamento, y se peleaba con todo el mundo. Sólo amainó cuando apareció Miguel con una badeja giradiscos.
Al otro día, a la tarde, me hizo llamar al trabajo por medio de uno de sus plomos. Era el día del estreno, pero ya se corrían los rumores de cancelación.
- Decime, ¿qué limusina preferís? ¿negra o blanca? - me descolocó con la pregunta.
- Negra: bien clásica le respondí por azar.
- Como me gusta a mí, bien - conicidió y cortó.
Pocos minutos más tarde, me volvió a llamar su asistente: Charly quería que yo fuera para allá. No podía en mi horario de trabajo, pero el propio Garcia tomó el teléfono y me lo pidió como un favor.
En el departamento, el panorama era desalentador: Charly seguía sin dormir, hecho un manojo de nervios, muy angustiado, dando órdenes que se cancelaban unas a otras. Zoca, que estaba en Alemania, llamó desde larga distancia porque presentía que algo andaba mal. García le dijo una barbaridad. Todo terminaba así. Desde el teatro comenzaron a llamar a los músicos y asistentes para ver qué ordenaba Charly. Y él no estaba en condiciones de ordenar nada: contrataba y despedía gente a lo loco.
Traté de comprender qué hacía yo allí. No tardé en hallar una respuesta: Charly me nombró, en una breve ceremonia, su manager. Comprendí que, esta vez sí, habia perdido la razón. Jamás habia manejado nada, salvo los autitos chocadores del desaparecido Ital Parck. Bueno, esto era parecido pero me reusé; le expliqué que no tenía la capacidad para eso, pero no pude negarme: cuando Charly me dijo que ya no entendía lo que estaba pasando, que todo era una conjura en su contra, que lo iban a cagar y que todo iba a ser un horror, le dije sí.
- Muy bien - festejó, ¡Estas contratado! ¿Cuáles son tus planes?.
Planes, planes. Vicente Lopez y Planes. ¿Qué planes? Viene uno de los músicos más exitosos de país, te nombra manager y claro que quiere un plan. Le pedí unos minutos para pensar: el nombramiento tan repentino requería algún tipo de meditación. "Piensa, piensa, piensa", me dije recordando a Homero Simpson. Respiré hondo, y le expliqué lo que, para mí, habia que hacer.
- Bueno - carraspeé, como sabiendo -. Como todo está mal, vamos a cancelar estos shows: estas muy nervioso y no te conviene salir a tocar así, en medio de tantos problemas. Paremos la pelota contra el piso. Vos andate a dormir, descansá que yo me voy al teatro a arreglar la cosa.
- ¡¡¡Estas despedido!!! - aulló.
Mi permanencia en el cargo fue de cuatro minutos y medio, todo un record.
Despedido y todo, Charly no me dejó ir: quería que fuera con él al teatro como garantía de no sé qué. Justo llegó su secretaria, un asistente y cuando su iluminador comunicó por teléfono que todo estaba más o menos listo, salimos para el teatro.
Limusina negra... con una raya amarilla en el techo. El auto de alquiler habia quedado cancelado, a Dios gracias. Paramos un taxi y Charly subió adelante con una videofilmadora, grabando toda clase de charlas con peatones y automovilistas que lo reconocían. Coronel Díaz, Paraguay, Azcuénaga, y el tránsito que se atasca. Ante la espera, Charly abre la puerta del taxi, se baja, sale corriendo y entra en un negocio.
Rápido de reflejos, Chochi lo sigue, y yo me mando atrás. Entra al negocio al tiempo que Charly sale echando vapor. No es una metáfora: tenía un frasco de desodorante de ambientes, fragancia "siempre verde", y rociaba por todas partes en una variante aromática de la pintura de aerosoles que suele utilizar en esos ánimos vengativos. El taxi estaba parado en el medio de la calle, los autos tocaban bocina, y García los rociaba.
- ¡¡¡Esto es droga, señores!!! declamaba, divertido.
Bajamos por calle Corrientes y llegamos al Ópera entre chorros de desodorante de ambientes. El taxista estaba tan feliz que no nos quiso cobrar. Unas cuadras antes de arribar, García me asignó otro papel en aquella novela.
- Cuando yo diga la clave, vos te subis al ecenario: es lo único que tenes que hacer - me indicó.
Era mucho más fácil que ser manager. Charly entró inmediatamente a la sala, y cuando el personal lo vió, casi se desmaya. A nadie le pasó desapercibido su alto grado de nerviosismo y descontrol. Todos entraron en pánico: nadie sabía como terminaba esa historia.
Finalmente jugué mi papel: subí al esenario y fui como un observador designado por Charly en una reunión entre él, su banda (socia del espectáculo), gente del teatro y el abogado de García en una negociación en la que se llegó a un tipo de acuerdo. No me expliquen cuál era el problema: nadie lo sabía a ciencia cierta. Que Charly estaba enojado con Pity, era lo único real. La función de esa noche se cancelaba y pasaba para el día Lunes.
Había una clausula en el nuevo arreglo que sacó de quicio a García: "Todos los músicos deberán presentarse convenientemente descansados y en condiciones a la hora del show". No era tan grave, pero Charly lo sintió como una intromisión.
- Es ridículo: me pagan para que duerma - se quejó.
Pero para Charly, un acuerdo debe cumplirse. Esa noche, finalmente, se dignó a descansar...
Foto publicada en Rolling Stone

sábado, 25 de julio de 2009

LLUVIA, por Guadalupe Gómez.

Días atrás tuve la suerte de asistir al recital de Guadalupe Gómez, quién se presentó en el auditorio de la Ciudad de las Artes, con motivo del lanzamiento de su disco "Lluvia". Estuvo acompañada de grupo de jazz "Y Trio" y el cuarteto de cuerdas "Magnolia", y junto ellos repasó un precioso repertorio compuesto de canciónes propias, sumadas a una exelente selección de piezas de jazz, bossa nova y rock. Canciónes recreadas en torno a su propio estilo, con su voz como vector, generando una atmósfera cálida, llena de colores y emoción.

Hace unos años atrás, un amigo me hizo escuchar unas grabaciónes y me dijo "es la mejor cantante de Córdoba". Desde ese momento retuve su nombre, pero no volví a escucharla, hasta que hace unos meses mi profe de canto me la recomendó; escuché su disco y me pareció bellisimo. Aquí les muestro algunas fotos, y debajo un video con la canción "Qué vas a hacer el resto de tu vida", cantada por Guadalupe en compañia de Helen de jong y Mingui Ingaramo. Y más abajo... una recomendación...






Si quieren escuchar más de Guadalupe (y con mucha mejor calidad), ingresen a la siguiente dirección:

domingo, 14 de junio de 2009

THE PARADE ENDS, By Reynaldo Arenas.

Un par de semanas atrás volví a ver "Antes Que Anochezca", la película de Julian Schnabel en la que Javier Barden encarna al escritor cubano Reynaldo Arenas.
Varias veces la he visto y muchas veces vuelvo. Pienso en el don de los poetas, en el dolor de los exiliados, en la belleza del arte como refugio. Pienso en el mareo de ser homosexual en un mundo miedosexual, en el mar como horizonte de refugios maravillosos, en las revoluciones que nunca fueron; en las revoluciones que quisiera haber transitado; en las revoluciones que parieron las más bonitas canciones, los más crudos poemas, los más sangrientos desarraigos, las más atrapantes leyendas. Pienso en la Habana desolada, en NY desolada; en un poeta recorriendo sus calles y escribiendo en las paredes; insultando, pidiendo perdón, buscando puentes para cruzar al otro lado del amor. Me encuentro frente a ese vaiven de reflejos, y veo que todo esta dentro mío, confuso, como un espejo roto que espero pronto reparar.


THE PARADE ENDS
"Paseo por las calles que revientan,
pues las cañerías ya no dan más,
por entre edificios que hay que esquivar,
pues se nos vienen encima,
por entre hoscos rostros que nos escrutan y sentencian,
por entre establecimientos cerrados,
mercados cerrados,
cines cerrados,
parques cerrados,
cafeterías cerradas.
Exhibiendo a veces carteles (justificaciones) ya polvorientos,
CERRADO POR REFORMAS,
CERRADO POR REPARACIÓN.
¿Qué tipo de reparación?
¿Cuándo termina dicha reparación, dicha reforma?
¿Cuándo, por lo menos, empezará?
Cerrado... cerrado... cerrado...
todo cerrado...
Llego, abro los innumerables candados,
subo corriendo la improvisada escalera.
Ahí está ella, aguardándome.
La descubro,
retiro la lona y contemplo sus polvorientas y frías dimensiones.
Le quito el polvo y vuelvo a pasarle la mano.
Con pequeñas palmadas limpio su lomo,
su base, sus costados.
Me siento desesperado, feliz, a su lado,
frente a ella,
paso las manos por su teclado,
y rápidamente todo se pone en marcha.
El ta ta, el tintineo,
la música comienza, poco a poco, ya más rápido
ahora a toda velocidad.
Paredes, árboles, calles,
catedrales, rostros y playas,
celdas, mini celdas,
grandes celdas,
noche estrellada, pies desnudos,
pinares, nubes, centenares, miles,
un millón de cotorras
taburetes y una enredadera.
Todo acude, todo llega, todos vienen.
Los muros se ensanchan, el techo desaparece,
y naturalmente flotas,
flotas, flotas arrancado,
arrastrado,
elevado, llevado, transportado, eternizado,
salvado, en aras,
y por esa minúscula y constante cadencia,
por esa música,
por ese ta ta incesante".

jueves, 11 de junio de 2009

RUTAS TRANSPORTAN NUBES, Postales by César

Amigos, sigo compartiendo con ustedes algunas de las fotografías tomadas hace unos meses durante mis vacaciones. Son muchas, me da la sensación que cada vez son más, no sé en qué momento las he tomado. De hecho, en próximas entradas seguiré publicando otras. Espero las disfruten.








lunes, 18 de mayo de 2009

LOS LIBROS DE LA BUENA MEMORIA, Spinetta / Aznar / Badía & Cia.

Spinetta, Aznar, Pomo, Franov, Fontana, Epumer!!! Todos esos músicos en un programa de la televisión abierta Argentina. Un lujo que hoy en día no podríamos darnos, pero por suerte tenemos la internet! y los archivos de algunos visionarios que guardaron esto como tesoro.
Esta cancion me resulta sumamente bella y por eso la quiero compartir, pero si buscan en Youtube podrán encontrar otros temas de este mismo concierto. Debajo va la letra para seguir y deleitarse... abrazos!




El vino entivia sueños al jadear

desde su boca, de verdeado dulzor.

Y entre los libros de la buena memoria

se queda oyendo, como un ciego frente al mar.

Mi voz le llegara, mi boca también

Tal vez le confiare que eras el vestigio del futuro.

Rojas y verdes, luces del amor

prestidigitan bajo un halo de rush.

Que sombra extraña te ocultó de mi guiño

que nunca oiste la ojarasca crepitar?

Pues yo te escribiré, yo te haré llorar

Mi boca besará toda la ternura de tu acuario

Mas si la luna enrojeciera en sed

o la impalas recorrienran tu estanque.

No volverías a confiar (triunfar) en tu alma

yo sé que harias largos viajes por llegar.

Parado estoy aquí, esperandote

Todo se oscureció ya no sé si el mar descansará.

Habra crecido un tallo en el nogal

la luz habra tiznado gente sin fe.

Esta botella se ha vaciado tanbién

que ni los sueños se cobijan del rumor.

Licor no vuelvas ya, deja de reir

no es necesario más

ya se ven los tigres en la lluvia...

lunes, 4 de mayo de 2009

DEJA DE JUGAR!! Pequeño relato autobiográfico de un fotografo encabronado, by César.

Hace un par de semanas me encontraba en el hall de ingreso del Cine Club Municipal Húgo del Carril, y mientras esperaba que se inicie la venta de entradas para el show de Torax, me puse a leer la revista con la programación mensual. Se trata de ocho o tal vez diez páginas abarrotadas de información que generalmente me resulta muy atractiva y leo con gusto. Pero es evidente que leo lo que quiero, y la tesis (doxa o docta) de la "percepción selectiva" me viene como anillo al dedo:

"DEJÁ DE JUGAR, HACÉ FOTO DE VERDAD"
Así rezaba la publicidad de una escuela de fotografía de la ciudad de Córdoba. "Cursos cortos", "comienza en mayo", "fotografía digital", bla bla bla. Sentí tanta bronca y tanto dolor; fue como recibir un insulto. Si me permiten el rapto sloganero, fue un puñal en "la boca de mi estómago".

Quienes hayan recorrido aunque sea mínimamente las entradas de este blog, verán que la fotografía es de vital inportancia para mí. Lo ha sido desde siempre, lo es hoy y seguramente mañana también lo será. De hecho, apenas nací mis padres hicieron una grandísima inversión para comprar una cámara fotográfica y de esa manera poder retratarme y retratarse ellos junto a mí. Era una kodak, de esas rectangulares, largas y finitas; creo que mamá aún conserva la caja; ya ni recuerdo como se llamaría aquel modelo, pero lo importante es que me acompañó durante toda la infancia. Amaba ver los álbumes familiares: mamá y papá paseandome por la plaza de mi pueblo; las fotos de mis primeros cumpleaños; las vacaciones en Mendoza en casa del tío Daniel. Muchas de esas imágenes tomadas por el precoz fotógrafo que veinte años después se encontraría masticando la bronca frente a semejante premisa autoritaria.

Recuerdo haber llevado esa misma máquina a mi viaje de egresados, al finalizar la escuela primaria. Ya teníamos trece años, la kodak y yo. Ella ya estaba en las últimas, toda pegada con cinta para que no se cayeran las baterias; y aún así, me sirvió para retratarme junto a mis compañeros y los lobos marinos del puerto marplatense. Aquí conservo las fotos del paseo en barco, Punta Mogotes, La Perla, Mundo Marino y el Hotel Traful. Paradójicamante, la imágen mas impactante quedó sólo impresa en mis retinas; por primera vez tenía el mar frente a mis ojos, y si bien no reaccioné a tiempo para buscar la cámara, pulsé de manera instintiva el gatillo en mi cerebro y la foto quedó aqui dentro para que la pueda ver cuando yo quiera. El día que inventen un USB que se pueda conectar al cerebro la bajo a la PC y se las muestro.

El día que cumplí 14 años mis padres me compraron mi primer cámara de fotos, y a esa si la conservo, aunque ya no la use. Una de esas que llevan película de 35 mm, que si bien era muy básica, tenía el avance tecnológico que permitía programar la fecha y la hora para que luego quede impresa en la imágen. Mi relación con la fotografía florecia en los viajes, me gustaba capturar paisajes, puestas de sol y edificios exóticos. Tanto así que durante la época del colegio, mis sueños de vida profesional fluctuaban entre ser guía de turismo o fotógrafo.

Cuando estaba terminando la secundaria, en 1998 se editó por primera vez la Rolling Stone argentina, y para mí fue un flash; soñaba en ser fotografo de esa revista, la compraba todos los meses de manera religiosa y recorria una a una sus páginas como un niño a un libro de cuentos. A esa altura el Rock había entrado a mi vida, ya había descubierto a Gharly Garcia y la cosa ya se había puesto más emocionante. Tocaba la guitarra, compraba CDs, leía revistas de rock. La fotografía era objeto de mi contemplacion y fascinacion, pero ya empezaba a darme cuenta que era algo más que un papel con una imágen bonita, sino que podía estar ligada a una busqueda estética más ámplia, de la mano con otras expresiones artísticas, como por ejemplo la música. De igual manera, el rock dejaba de ser nada más que música, para ser una forma de expresión integral, donde yo podía sentirme reflejado, y que podía penetrarme desde los oídos, la vista o la piel.


De todas maneras, con mi ingreso a la universidad me dispersé lo suficiente como para ir dejando de poner energía y tiempo en la fotografía. Surgieron otros caminos y con ellos otras piedras, pero eso será motivo de otro post... La cuestión es que después de unos diez años de olvido, volví a conectarme con esta pasión. Esto fue el año pasado, cuando por primera ver tomé algunas clases de fotografía con un profesor; se trató de un curso de un mes, tan corto como intenso, que sirvió para tomar el impulso creativo suficiente como para volver a enamorarme. Finalizado el curso, llegó mi primer participación en una exposicion de fotos, mientras comenzaba a explorar el mundillo de los blogs, para poder compartir mi producción y darle otra trasendecia.

Hago fotografía para poder vivir; es para mi una manera de ser libre, de expresarme, entendiendo que ex-presar es liberar al preso; como así también una forma de conocerme y conocer a otros a través del compartir creativo. Es un espacio para el goce, para el disfrute y para mi recreación, entendiendo que re-crearme es "volver a crearme", volver a darle forma al que soy. No sin dificultades, no sin limitaciones, no sin frustraciones, como en cualquier otro ámbito de la vida.


El mensaje de aquella publicidad fue muy chocante para mi, ya que siempre he abordado la fotografía como una actividad lúdica. Porque estoy convencido que la fotografía es una manifestación artística, y como tal, puede nutrirse del juego como herramienta, como fermento o metodología. Porque el proceso creativo es como el juego de un niño, manifestación de entrega, plenitud y olvido. Porque es amoral, puesto que ninguna ley puede limitar su energía transformadora. Porque en el juego puedo experimentar la satisfacción del logro, la frustración de las limitaciónes, y la tranquilidad que genera la posibilidad de volver a intentarlo. Y por sobre todas las cosas, porque en el juego puedo experimentar el completo existir del presente, el aquí y el ahora que no se rinde ante el dolor del pasado ni ante el miedo al futuro...

No sé qué estrategia de marketing los habrá llevado a usar esa expresión tan llena de castración. Tal vez no entendí lo que ellos pretendían dar a entender; tal vez no era yo el lector esperado, ni el cliente prefigurado, pero ese "DEJA DE JUGAR" a mi me suena a "profesionalización", estandarización y mercado. Como así también, ese "HACE FOTO DE VERDAD" me resulta sumamente autoritario, como toda imposición de verdades. Evidentemente no participare de ese curso de fotografía, ya que hoy cuento con una verdad que no intento imponer a nadie exepto a mi mismo. La fotografía, es un juego.

jueves, 23 de abril de 2009

TORAX RELOADED, fusiones by Titi & Co.

El pasado Martes 21/04 fue la presentación de Torax en el ciclo Ensayo de Orquesta, organizado por el Cine Club Municipal "Hugo del Carril". El espectáculo sirvió como presentación de la nueva formación de la banda liderada por Titi Rivarola, que contará con la participación de Pablo Gomez en Bateria, Federico Seimandi en Bajo y Andrés Arias en teclados.
Como ya es costumbre, el escenario fue compartido con amigos de Torax, en este caso fueron Paola Bernal, el Mono Banegas, Pablo Gonzales y Esteban Kabalin, quienes desplegaron su virtuosismo en medio de un repertorio potente, cargado de búsquedas sonoras e impacto visual.
Asistir a un show de Torax, es siempre una experiencia transformadora, a ellos gracias!



TORAX
21/04/2009 Cineclub "Hugo del Carril". Córdoba. Argentina.

domingo, 19 de abril de 2009

LUCIA EN SU PENSAMIENTO... TIRANDO DEL HILO DE SU ENREDO*, Retratos por César.


*Título inspirado en "Alicia", canción de Enrique Bunbury, banda de sonido de nuestra sesión de fotos.
Gracias Lu.

miércoles, 1 de abril de 2009

BELLEZA, BELLEZA, BELLEZA, por César.

La consigna era recorrer el bellisimo camino que va desde el pueblito de Iruya hasta la finca San Isidro. Un grupo de forasteros urbanos eramos los encargados de llevarla a cabo.
Los carteles recomendaban hacer el recorrido con un guía, pero los lugareños decian que todo consistía en caminar río arriba.
Los lugareños no contaban con nuestra inutilidad... y nosotros tampoco... resultado: nos perdimos.
Por suerte nos siguió un perro que nos indicaba por donde cruzar el río; y más tarde nos encontramos con una guía turistica (70 años) montanda en su bastón 4x4, quien nos ayudó a llegar.
Traté de capturar toda las belleza posible, y aunque siento que ninguna foto puede hacerlo completamente, he intentado reconstruir el camino con estas imagenes, espero las disfruten:













Iruya-San Isidro, provincia de Salta, Argentina.

23 de Marzo de 2009.

lunes, 30 de marzo de 2009

PISANDO EL CIELO, por César.

Tomarse fotos a uno mismo suele ser una tarea ingrata (especialmente en ausencia de trípode).
La mejor manera de hacerlo es tomarlo como un juego, especialmente si se esta en medio de una maravilla de la creación (divina y humana).
En este caso, el juego dió como resultado estas fotos que me encantan y quiero compartirlas con ustedes.
Si alguien me asegura que el cielo será tan bello como este que he pisado, entonces me portaré bien...


Salinas Grandes, provincia de Jujuy, Argentina.
21 de Marzo de 2009.